Lugares de interés de Almansa

Iglesia parroquial de La Asunción

El monumento es el resultado de varias etapas constructivas, desde el siglo XVI al XIX. Su interior es neoclásico con nave única y cabecera semicircular con columnas corintias, lo que le da un aire muy francés y recuerda la Capilla Real de Versalles. Las capillas laterales, de planta rectangular góticas alguna incluso con pilares helicoidales.
Iglesia de la Asunción
Iglesia de La Asunción
La portada, a los pies del templo, es de concepción renacentista y se halla cobijada bajo un amplio arco. Una única torre de ladrillo visto, barroca de la segunda mitad del siglo XVIII, se alza en la fachada en el lado del evangelio. En ese mismo lateral está la capilla del Sagrario o de la comunión, de planta de cruz latina y cúpula en el crucero y con portada enteramente rococó finamente labrada. Toda esta variedad estilística nos habla de las vicisitudes históricas de su edificación. En la primitiva construcción, decidida en 1524, intervendrían, según Pereda Hernández, los maestros Marquina, Pedro, Juan de Aranguren y Juanes de Segura, que levantarían un templo de nave única con capillas laterales, de tipo gótico-renacentista. La portada, de dos cuerpos, más finos, de talla inferior — con un relieve de la Anunciación, más tosco éste, ya de principios del siglo XVII. A fines del siglo XVIII comenzaría a renovarse totalmente el aspecto interior en el sentido indicado bajo los proyectos de Bartolomé de Rivelles.

Plaza de San Agustín

Cercana a la iglesia, se encuentra el Convento de las Agustinas,
Plaza de San Agustín
Convento de las agustinas
cuyo templo se reconstruyó al inicio del siglo XVIII según trazas de Juan Fauquet; el interior es de una nave con capillas laterales y coro alto -en clausura- a los pies crucero con cúpula y cabecera plana. De fino dibujo y hechura es su portada, donde consta la inscripción de 1704. El esquema es sencillo; el vano rectangular enmarcado por dos columnas salomónicas sobre pedestales, que sostienen un entablamento que se quiebra con un gran florón pinjante central. El segundo cuerpo ofrece un alto-relieve de temática eucarística delimitado por dos pilastras esviadas. Toda la decoración de hojas carnosas ciertamente recuerda la de los retablos, como el del antiguo convento de Justinianas de Albacete.

Santuario de Nuestra Señora de Belén

A pocos kilómetros de Almansa se encuentra el Santuario de Nuestra Señora
Plaza de San Agustín
Vista General
de Belén, patrona de la población. En él destaca la sencilla ermita barroca, levantada en el siglo XVII, de planta rectangular, coro alto a los pies y magnifico retablo de principios del XVIII; es interesante el camarín construido en ese mismo siglo, con cúpula y vistosas pinturas murales y pavimento de buena azulejería. Las construcciones anejas son esencialmente de la misma época dieciochesca.



Palacio de los Condes de Cirat

Junto a la Iglesia Arciprestal, en la plaza Santa Maria se alza el Palacio de los Condes de Cirat, llamado también la casa Grande, de especial interés en su fachada con un acusado carácter manierista en todos sus detalles. Ofrece dos Cuerpos con columnas fajadas y almohadilladas en alternancia que
Plaza de San Agustín
Palacio Cirat (Casa Grande)
parecen sacadas de tratados de arquitectura italianos, en especial de Sebastiano Serlio. El primer cuerpo enmarca la puerta y el segundo un gran escudo con niños tenantes y dos grandes figuras toscamente talladas rematado todo ello por un frontón triangular. La decoración almohadillada se prolonga a las dos ventanas laterales. Pérez Sánchez relaciona la decoración de esta fachada con la obra del gienense Francisco del Castillo. El patio interior es enormemente armónico, de planta cuadrada y tres arcos por frente sostenidos por columnas jónicas en los dos cuerpos que ofrece. En las enjutas de los arcos cueros.